HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Los agricultores gerundenses bloquean la AP-7, la principal conexión con Francia


(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

La principal vía de conexión por carretera entre España y Francia, la autopista AP-7, se encuentra bloqueada después de que los agricultores hayan avanzado la protesta programada para este martes e iniciaran los primeros cortes poco después de la medianoche.

Según informa el Servei Català de Trànsit, actualmente la concentración de tractores y manifestantes se sitúa en Pontós (Girona) y se desvía el tráfico por la salida 4 (Figueres Sur) en sentido sur y por la 5 (L’Escala) en el norte.

También hay retenciones en la N-II de Viladesens a Orriols y de Vilamalla al Far d’Empordà, todo en la misma zona próxima a la frontera y donde inicialmente los agricultores estaban convocados a las 8:00.

Las retenciones se extienden a la N-IIa de Figueres a Vilamalla y los bloqueos en pasos fronterizos están programados a las 10:00 en otros puntos destacados de Girona como Puigcerdà o Molló.

Nueva jornada de protestas

Los cortes se enmarcan en una nueva jornada de protestas de los agricultores y tienen lugar en las principales conexiones en Cataluña entre España y Francia.

Por otra parte, medio centenar de tractores cortan también esta mañana la autovía A-2 en la localidad leridana de Soses.

Nueva reunión del Gobierno con Asaja, COAG y UPA

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha convocado una nueva reunión mañana con las organizaciones profesionales agrarias Asaja, COAG y UPA, según han confirmado a EFE fuentes del sector.

La cita, que está agendada a las 11.00 del miércoles, se produce después de la reunión que mantuvieron ayer en Bruselas los ministros del ramo, en la que los países urgieron a la Comisión Europea a tomar medidas para aliviar la crisis del campo que ha desatado una oleada de protestas.

En España, el Gobierno ya presentó a las organizaciones agrarias representativas un plan de choque con 18 medidas para el campo, entre ellas la voluntariedad del cuaderno digital, que por ahora no ha servido para aplacar las protestas.