HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

— By Humans, o cómo detectar las creaciones realizadas con inteligencia artificial


  • Escrito por Mercedes Martínez
  • Publicado en Actualidad
(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

By Humans es el proyecto cuyo objetivo es detectar las creaciones que están realizados por la Inteligencia Artificial (IA). Ha sido puesto en marcha por Lucía Polinario y Martí Santiago. Su objetivo es detectarlo en nueve campos diferentes, desde la creación literaria a las producciones audiovisuales pasando por el código informático o los recursos humanos.

En una sociedad donde la IA empieza a tener un papel destacado en muchos ámbitos es necesario “que se sepa qué está hecho por personas y qué no”. Así lo ha explicado Polinario en una entrevista con EFE. Los ámbitos pasan desde los recursos humanos, a las creaciones literarias o artísticas.

Son sectores interesados en usar los servicios que By Humans les ofrece. Su objetivo es que el “ser humano compita en igualdad de condiciones con la inteligencia artificial”. Lo ha resaltado Lucía Polinario, que es graduada en Derecho y Criminología, especializada en Cumplimiento Normativo y con experiencia en Derecho de la Propiedad Industrial e Intelectual.

Al final, según ha explicado a EFE Martí Santiago, se trata de “distinguir, de darle un valor adicional al trabajo que hace una persona”. De este modo, ha puesto en valor el que, en la actualidad, lo que es en ilustraciones “se nota todavía mucho lo que está hecho con una inteligencia artificial”.

Así, en las imágenes se diferencia, sobre todo, en las manos y los pies “donde aún la IA no ha conseguido ser fina en los trazos y en la definición”.

Merecida distinción

Desde By Humans buscan dotar de una “merecida” distinción al trabajo realizado por personas. Esto para que puedan competir con el abaratamiento de costes que supondría sustituir su ejecución por la de una IA.

Los promotores del proyecto han asegurado que buscan proteger el trabajo hecho por humanos. En el caso de que pueda resultar “difícil distinguir si la creación ha sido realizada por un humano o una IA, con nuestra certificación queremos proteger y garantizar que la creación ha sido realizada por un humano”. Así lo ha apuntado Polinario.

La certificación, en cualquier caso, no busca desprestigiar a la Inteligencia Artificial. Esto porque “puede ser una herramienta beneficiosa y complementaria al trabajo humano en algunos sectores”. Aseguran que aprecian “enormemente la labor de los desarrolladores que emplean creatividad computacional”.

“Queremos dejar claro que no rechazamos a la IA”, afirman. Aunque también añaden que “algunos sectores están viendo mermadas sus oportunidades laborales”.

Recursos humanos

Uno de los sectores que más está usando la inteligencia artificial son los departamentos de Recursos Humanos de las empresas. Se trata de un sistema “más opaco”, según Santiago. Ello porque “en 15 ó 20 segundos pueden descartar un currículo sin más”.

Esto ocurre porque para las selecciones de personal se usan unas palabras claves que si no aparecen en el currículo o documentación aportada “te descarta directamente”. Ello implica que “se pierde mucho talento sin ser conscientes de ello en las empresas”.

Martí Santiago es especialista en análisis de datos y estudios de mercado. Ha puesto como ejemplo que “si tú presentas una memoria o un currículo para acceder a un puesto de trabajo y te esmeras con palabras o frases con más florituras, corres el riesgo de que te descarten de forma inmediata”. Se debe a que las IA, en general, utilizan unas palabras claves más básicas.

La auditoría que realizan pone de manifiesto que “en ningún momento de la gestión de Recursos Humanos, desde la búsqueda o el reclutamiento hasta la incorporación del candidato, pasando por su formación y su gestión diaria o eventual despido” se ha usado la IA.

By Humans está acreditada por la Oficia de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (UE). Utiliza una metodología mixta para auditar sus proyectos. Por una parte “capital humano con sus cuestionarios de calidad” y por otra un software de detección de las IA.

Nueve campos diferentes

En la actualidad este proyecto, que se gestó en Barcelona pero que finalmente se ha puesto en funcionamiento en Córdoba, trabaja en nueve campos diferentes.

Estos son textos y escritura, traducciones, producciones audiovisuales, ilustraciones, producción musical, diseños arquitectónicos, planos y dibujos técnicos, código informático y recursos humanos.

En lo que respecta a la escritura, los especialistas buscarán conexiones lógicas y emocionales en el texto, analizarán el estilo de redacción y el matiz de la experiencia personal, además de programas que detectan el uso de IA.

Para las traducciones, las acreditan, ya sea para campañas publicitarias, redacción de artículos de opinión, guiones, libros, revistas o storyboards, en formatos digital y físico y también certifican que una producción musical o audiovisual no ha usado ningún sistema de IA generadora de sonido.