HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

El Unionismo dice que no hay evidencias en Irlanda del Norte que apunten a la reunificación


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

El líder del probritánico Partido Democrático Unionista (DUP), Jeffrey Donaldson, sostuvo que no existe «ninguna evidencia» en Irlanda del Norte que apunte a un avance favorable a la reunificación de Irlanda, como defiende el nacionalista Sinn Féin, y recalcó que la provincia «funciona mejor dentro del Reino Unido».

Donaldson intervino hoy en Londres junto con el número dos del partido, Gavin Robinson, en un encuentro con periodistas extranjeros para departir sobre los últimos acontecimientos en la provincia británica, donde tras dos años de parálisis institucional por el veto del DUP ante las disposiciones del Brexit, se restauró el gobierno al llegarse a un acuerdo con el Ejecutivo de Londres.

La pasada semana, la presidenta del Sinn Féin, Mary Lou McDonald, vaticinaba en un evento similar en la capital británica con prensa extranjera que «en esta década» se celebrará un referéndum sobre la reunificación de la isla de Irlanda.

Preguntado hoy por ese asunto, Donaldson expresó su total desacuerdo con esa afirmación e instó a «mirar la realidad» que es, según dijo, que pese a que el Sinn Féin «es ahora la formación más votada en Irlanda del Norte (tras las elecciones autonómicas de 2022), cuenta con menos del 30 % del voto y se queda muy lejos de la mayoría para la gente que quiere una Irlanda unida. Muy lejos».

También recordó que McDonald había comentado que la reunificación irlandesa está «al alcance de la mano» y, en este sentido, bromeó con que ésta debe tener los brazos más largos de toda Irlanda».

«Es una aspiración totalmente válida para el Sinn Féin y para otros, aspirar a una Irlanda Unida, pero yo estoy absolutamente decidido a defender la causa de la Unión, porque creo que Irlanda del Norte funciona mejor dentro de Reino Unido», señaló Donaldson, al tiempo que consideró que este escenario ofrece «un contexto muchísimo más inclusivo que una Irlanda unida».

Sobre ese punto, el dirigente del DUP apuntó asimismo que «no existe ninguna evidencia de ningún sondeo celebrado en Irlanda del Norte que indique que se avanza hacia una mayoría en favor de una Irlanda unida».

También aludió al hecho de que este nuevo Gobierno norirlandés de poder compartido entre nacionalistas y unionistas esté encabezado por primera vez en la historia de la región por una líder nacionalista, católica y republicana del Sinn Féin -antiguo brazo político del ya inactivo IRA-, Michelle O’Neill.

Si bien admitió que «hay un cierto simbolismo» en el hecho de que O’Neill se haya convertido en la ministra principal de la región, aclaró que «tanto de forma pragmática, como legalmente» se trata de un «cargo compartido» de idéntico peso al que ostenta en ese gobierno la diputada del DUP -segunda fuerza-, Emma Little-Pengelly, viceministra principal.

«Esa es la realidad; la realidad es que será la voluntad de la gente de Irlanda del Norte la que determinará nuestro futuro y creo que lo hemos logrado con este acuerdo (alcanzado con el Gobierno de Londres para poder restaurar las instituciones) hace que la postura a favor del unionismo se haya reforzado», opinó.

También mencionó que «en 2012 Gerry Adams (entonces presidente del Sinn Féin) predijo que habría una Irlanda unida para 2016. Y con esto he expuesto mi caso».