HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Hamás acusa a Israel de cometer una “masacre” durante el rescate de dos rehenes en Rafah


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

El grupo islamista Hamás ha acusado a Israel de haber cometido una “masacre contra civiles desarmados” en Rafah, en el extremo meridional de la Franja de Gaza, durante la operación de rescate de dos rehenes israelíes esta madrugada.

“El ataque perpetrado esta noche por el ejército de ocupación nazi en Rafah y sus horrendas masacres contra civiles desarmados, incluidos niños, mujeres y ancianos desplazados, que hasta ahora ha causado más de 100 mártires, es una continuación del genocidio y intentos de desplazamiento forzado contra nuestro pueblo palestino”, ha denunciado el grupo islamista en un comunicado.

Fuentes médicas, citadas por la agencia oficial de noticias palestina Wafa, han asegurado que al menos unas cien personas murieron en ataques aéreos de Israel en Rafah.

Por su parte, el Ejército israelí atacó confirmaba en un comunicado el bombardeo, esta madrugada, del campo de refugiados de Shaboura, en esta localidad.

Tropas israelíes rescataron esta madrugada en Rafah a dos hombres, Fernando Simón Marman, de 60 años, y Norberto Louis Har, de 70, ambos secuestrados en el kibutz Nir Yitzhak el 7 de octubre; aunque todavía quedan dentro 130 cautivos, alrededor de una treintena muertos.

El portavoz del Ejército Daniel Hagari ha reconocido que la operación de rescate, en un edificio en el corazón de Rafah, se llevó a cabo con el apoyo de una “intensa potencia de fuego” de la Fuerza Aérea y que murieron cerca unos cincuenta “terroristas”, sin bajas en las filas israelíes.

Los dos rehenes rescatados presentan buen estado de salud, en “condición estable”, según informó el hospital Sheba donde fueron atendidos tras su salida.

En un comunicado, sus familias dijeron estar “muy emocionadas” por su regreso tras 129 días en cautividad, pero pidieron respecto a su privacidad y tiempo para que ambos se adapten a su nueva realidad.

El plan israelí en Rafah

Hamás denunció la “profundización del genocidio” en Rafah, dadas las “trágicas condiciones” en las que viven 1,4 millones de gazatíes -más de un millón de ellos desplazados- en esa ciudad, cuyas “calles se han convertido en campos de refugiados, en condiciones extremadamente difíciles y duras sin sus necesidades más básicas cubiertas”.

El primer ministro, Benjamín Netanyahu, anunció el fin de semana un plan para ampliar la ofensiva militar terrestre en Rafah -donde alega que quedan aún cuatro batallones de Hamás-, aunque prometió evacuar antes a los civiles, algo difícil en un enclave totalmente devastado y con sus fronteras blindadas.

“El gobierno terrorista de Netanyahu y su ejército nazi ignoran descaradamente las decisiones de la Corte Internacional de Justicia emitidas hace dos semanas, que prescribieron medidas urgentes, incluida la detención de cualquier paso que pudiera considerarse acto de genocidio”, afirmó Hamás, que gobierna de facto la Franja desde 2007.

Hamás, que cometió el pasado 7 de octubre el brutal ataque contra territorio israelí en el que murieron más de 1.200 personas y 250 fueron secuestradas, ha pedido a la administración estadounidense de Biden; al Consejo de Seguridad de la ONU; a la Liga Árabe; y a la Organización de Cooperación Islámica que tomen medidas “inmediatas y serias para detener la agresión sionista”.