HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

4-0. Vinícius desata un Real Madrid letal


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Míchel Sánchez, técnico del Girona, asumió la responsabilidad de la goleada encajada por su equipo en el Santiago Bernabéu (4-0), pidió que no haya críticas a sus jugadores, y defendió que «no es una derrota dolorosa» sino «de aprendizaje» para un equipo cuyo objetivo nunca fue pelear por el título.

«No es una derrota dolorosa, es de aprendizaje para ponernos en nuestro lugar. Nuestro rival no es el Real Madrid, realmente no estamos a ese nivel. Estamos en un sueño y seguimos en él», defendió en rueda de prensa.

«Necesitábamos una mala versión del Madrid y una buena nuestra. Ha sido por mérito de ellos más que por demérito nuestro. No tengo nada que reprochar a mis jugadores. Lo han dado todo pero ellos en duelos han sido muy superiores. El partido de Vinícius, de Camavinga y Bellingham te hace ver tu realidad cuando te enfrentas a un equipo de nivel tan alto», añadió.

Para Míchel la segunda derrota en LaLiga, ante el mismo rival, no empaña la campaña que están protagonizando. «Estamos haciendo una temporada increíble y hay que reconocer que nuestra Liga no es esta. Tenemos gente muy joven de mucho nivel pero nos falta uno o dos pasos para el nivel que exige el Real Madrid».

«Competir LaLiga en el Bernabéu sabíamos dentro que no era nuestro objetivo. Queríamos hacer un buen partido y pelear de tú a tú al Real Madrid. No nos ha dado y la máxima responsabilidad es mía porque he pedido presión alta. He expuesto a los jugadores porque era el momento. Que no haya crítica a ellos, la responsabilidad máxima es mía. No teníamos nada que perder, mucho por ganar y estamos en situación privilegiada», apuntó.

Descartó el técnico madrileño que la dura derrota vaya a hacer daño a su equipo. «Tenemos humildad para saber perder y cuando el rival es superior hay que reconocerlo», dijo antes de situar a su equipo varios escalones por debajo de donde se encuentra en este momento, segundo clasificado en LaLiga.

«Nuestra Liga es el Athletic, el Betis, el Valencia. No podemos estar en la del Real Madrid. Sacamos puntos al Barcelona y al Atlético pero no son de nuestra Liga, son tres trasanlánticos. No somos el cuarto candidato, lo he pensado siempre. Nos ponemos el mono de trabajo desde la humildad y si seguimos trabajando somos candidatos a estar en Europa», opinó.

Yan Couto quedó señalado en todos los goles del Real Madrid, superado siempre por Vinícius Junior y acabó cometiendo un penalti. Se fue desolado del Bernabéu en un día en el que era juzgado por el madridismo tras ver su nombre ligado al club blanco para la próxima temporada.

«Estas cosas le tienen que servir. Ni hace una semana era jugador del Real Madrid, ni ahora es el peor del Girona. Tiene muchísimo nivel pero 21 años. Ya es internacional con Brasil. Ha pagado todas las las cosas que han pasado a su alrededor, es normal. Lo superará, le viene bien, es bueno que sepa asimilarlo y que tenga humildad para seguir trabajando», valoró.

Lo que dejó claro Míchel es que nunca pensó hacer un planteamiento defensiva traicionando su manera de ver el fútbol. «Podía haber planteado un partido para salir airoso. Se puede perder 1-0 siendo defensivo, en bloque bajo con tres centrales. Nuestro momento como club nos exige dar nuestra mejor versión de lo que habíamos hecho a lo largo del año y demostrar que estábamos por méritos propios. Me han pintado la cara y sirve de aprendizaje».