HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La Cámara Baja de EE.UU. aprueba bloquear para siempre los 6.000 millones de dólares de Irán


(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó un proyecto de ley para bloquear para siempre los 6.000 millones de dólares de fondos iraníes que fueron desbloqueados en septiembre en un intercambio de presos entre los dos países.

La Cámara Baja aprobó el proyecto con 307 votos a favor y 119 en contra, con un fuerte apoyo de ambos partidos, en respuesta a los ataques de la milicia palestina Hamás -aliada de Teherán- en Israel el 7 de octubre pasado.

El proyecto de ley pasa ahora al Senado, de mayoría demócrata y donde debe ser aprobado para que llegue a la Casa Blanca, la impulsora inicialmente del acuerdo con Irán para desbloquear los fondos.

«La idea de que puedes coger a Hamás y mantenerlo separado de Irán ha sido siempre una farsa. Irán financia a Hamás y todo el mundo lo sabe», dijo durante el debate parlamentario el número dos de los republicanos en la Cámara Baja, Steve Scalise.

Los fondos de Irán fueron descongelados después de haber pasado años bloqueados en Corea del Sur coincidiendo con un intercambio de prisioneros entre Teherán, que liberó en septiembre a cinco presos estadounidenses, y Washington, que puso en libertad a otros cinco iraníes.

Los fondos se depositaron en dos bancos de Catar e Irán solo podía destinarlos a fines humanitarios, como la compra de medicamentos y alimentos.

Sin embargo, a mediados de octubre, poco después del ataque de Hamás y otras milicias palestinas en Israel, Washington y Doha acordaron congelar de nuevo los fondos para que Irán no pudiera acceder a ellos.

El Gobierno de Joe Biden había recibido numerosas críticas por haber dado acceso a Irán a unos fondos que podían liberar otras partidas tanto para Hamás como para otras milicias proiraníes que operan en la región y que están atacando objetivos estadounidenses desde el inicio de la ofensiva contra la Franja de Gaza.

Pese a la relación histórica entre Irán y Hamás, Estados Unidos ha reconocido que no se han encontrado pruebas de que Teherán esté vinculado con el ataque del 7 de octubre en Israel.

Tras congelar el acceso a los fondos en octubre, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, aseguró que Irán no había gastado aún ni un solo dólar de los 6.000 millones que habían sido descongelados previamente.