HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

La ONU aprovecha la tregua en Gaza para ayudar a los civiles aislados en el norte de la Franja


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

La tregua entre el Gobierno israelí y Hamás llega a su sexto y último día mientras las partes negocian la posibilidad de una nueva extensión para continuar con el intercambio de rehenes israelíes por presos palestinos.

Entretanto, la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) ha aprovechado el alto el fuego para llevar ayuda humanitaria a los civiles que aún quedan en Jabalia, en el norte de Gaza, por primera vez desde el inicio de la guerra.

Según un comunicado de la agencia, un convoy de seis camiones con ayuda “muy necesaria” llegó el lunes a los refugios de la UNRWA en Jabalia, “una zona que había estado aislada de la asistencia durante casi 50 días”.

“El nivel de daño es muy extenso. Es desgarrador”, dijo Thomas White, director de Asuntos de UNRWA en Gaza, quien denunció que el impacto de los intensos ataques aéreos y bombardeos “es muy visible” y “complica la entrega de ayuda”.

White ha lamentado también que más del 70 % de la población de Gaza ha sido desplazada por la guerra, y más de un millón de personas se encuentran ahora en refugios de la UNRWA.

Los habitantes del norte del enclave palestino siguen aprovechando la pausa humanitaria iniciada el viernes para desplazarse hacia el sur, en medio de difíciles condiciones meteorológicas.

“Debido a las fuertes lluvias, vimos a personas cubiertas de barro, cargando lo que pueden. Una joven madre caminaba por la cuneta con sus dos hijas pequeñas, ambas llorando. Una de las chicas sostiene uno de sus zapatos embarrados. Vimos hombres jóvenes, mujeres, niños, ancianos. Algunas personas en sillas de ruedas”, según el responsable de la ONU.

Miedo a desplazarse

No obstante, todavía hay muchas familias que permanecen en sus casas dañadas por los bombardeos, “el único lugar al que llaman hogar”.

White revela que esas familias “nos dijeron que tenían miedo de emprender el viaje hacia el sur y vivir las depravaciones del desplazamiento en otra parte de la Franja de Gaza que no se ha librado de la guerra”.

Desde que comenzó la pausa, la UNRWA ha prestado asistencia a varios de sus refugios en el norte, como suministros médicos, alimentos listos para el consumo, harina de trigo, agua embotellada, tiendas de campaña y mantas.

“La UNRWA pide que la pausa se convierta en un alto el fuego humanitario total para dar un respiro a la gente y permitir que la ayuda humanitaria y los bienes comerciales fluyan sin interrupción hacia la Franja de Gaza”, concluyó.