HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

China acusa de “hacer trucos” a la candidata a vicepresidencia de Taiwán que pidió diálogo


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Un portavoz chino acusó este miércoles a Hsiao Bi-khim, candidata a la vicepresidencia de Taiwán, de "hacer trucos para ganar votos" después de que la política abogara por el diálogo con Pekín "como única opción para mantener la paz".

Chen Binhua, portavoz de la Oficina de Asuntos de Taiwán del Consejo de Estado chino, dijo que Hsiao, hasta ahora embajadora de facto de Taiwán en Estados Unidos y compañera en la candidatura presidencial de William Lai, está "ocultando" su verdadera naturaleza, que es "la búsqueda de la independencia de Taiwán".

El portavoz respondía así a los comentarios de la política, miembro del gobernante Partido Democrático Progresista (PDP) y aspirante a vicepresidenta en las próximas elecciones isleñas, de que "la guerra con China no es una opción para Taiwán" y que "la comunicación con Pekín es la opción para mantener la paz".

Chen aseguró que "no hay obstáculos para que ningún partido o grupo político de Taiwán se comunique con nosotros, siempre y cuando se adhieran al fundamento político del 'Consenso de 1992'".

El término 'Consenso de 1992' fue creado por el político y académico taiwanés Su Chi para reflejar un supuesto acuerdo tácito entre Taipéi y Pekín para reconocer que "solo hay una China en el mundo", aunque que cada parte lo ha interpretado a su modo.

El tándem Lai-Hsiao, anunciado la semana pasada, parte como favorito al encabezar las encuestas con un apoyo que se mantiene estable en torno al 30 %.

Su camino hacia la victoria en las elecciones, que se celebrarán el próximo 12 de enero, parece ahora todavía más despejado después de que la oposición del Kuomintang (KMT) y del Partido Popular de Taiwán (TPP) no consiguiera pactar una coalición para hacerles frente.

Lai negó este mes que su elección pueda "elevar el riesgo de guerra" con China.

Si bien el país debe estar abierto a "ser amigo de China", la seguridad nacional y la paz "no pueden depender solo de la buena voluntad" de Pekín y no deben "tener como precio" la soberanía de Taiwán, indicó el candidato presidencial.

El resultado de estas elecciones marcará el curso de la política de Taiwán respecto a China, en un momento de crecientes tensiones entre Taipéi y Pekín, constantes desde la llegada al poder en 2016 de la actual presidenta, Tsai Ing-wen, quien no podrá presentarse a un tercer mandato.

Taiwán, adonde se retiró el ejército nacionalista chino tras la derrota a manos de las tropas comunistas en la guerra civil, se ha gobernado de manera autónoma desde 1949, aunque China reclama la soberanía de la que considera una provincia rebelde.

En todo este tiempo, la isla ha mantenido el nombre de República de China y la simbología bajo la que los nacionalistas chinos gobernaron también el territorio de la actual República Popular antes de su derrota en la guerra civil, aunque con la democracia surgieron voces que apuestan por romper con ese pasado y declarar formalmente la independencia bajo el nombre de Taiwán.