HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Australia pide perdón a los supervivientes de la "tragedia" de la talidomida hace 60 años


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

El primer ministro de Australia, Anthony Albanese, pidió perdón públicamente este miércoles a las víctimas de la "tragedia" de la talidomida, un fármaco ampliamente prescrito hace más de 60 años y causante de malformaciones fetales.

En una ceremonia en el Parlamento de Camberra, Albanese presentó una disculpa nacional ante varios supervivientes de la talidomida en el 62º aniversario de la retirada del medicamento de la venta en el país, que ha dejado un rastro de "trauma, tristeza y daño", según las palabras del primer ministro.

"Hoy, en nombre del pueblo de Australia, nuestro Gobierno y este Parlamento ofrecen una disculpa total, sin reservas y muy esperada a todos los supervivientes de la talidomida, sus familias, sus seres queridos y sus cuidadores", dijo Albanese al inicio de su discurso de casi media hora.

"Esta disculpa abarca uno de los capítulos más oscuros de la historia médica de Australia", cuando "las mujeres embarazadas, sin tener la culpa, estuvieron expuestas a una droga con efectos devastadores dándose cuenta demasiado tarde", expresó el mandatario en el acto, retransmitido por la cadena pública ABC.

Actualmente hay 146 víctimas de la talidomida registradas en Australia, aunque el número real de afectados en el país es desconocido, y varias de ellas han acudido al Parlamento para acompañar las disculpas públicas.

"A los supervivientes: les pedimos disculpas por el dolor que la talidomida les ha infligido a todos y cada uno de ustedes, todos y cada uno de los días", dijo Albanese, en medio de la conmoción de muchas de las víctimas.

La talidomida, un fármaco fabricado por la compañía farmacéutica alemana Grünenthal GmbH y que se comercializó en los años cincuenta y sesenta del siglo pasado como calmante de las náuseas en los primeros meses de embarazo, provocó miles de casos de malformaciones en los fetos en diferentes países.

"La tragedia de la talidomida proporciona una poderosa lección sobre la necesidad de estar atentos para salvaguardar la salud de las personas", señaló por su parte el ministro de Salud australiano, Mark Butler.

Este mismo miércoles, el Gobierno anunció la reapertura del Programa de Apoyo a los Supervivientes de la Talidomida de Australia, un paquete de apoyo de por vida que incluye un pago único en reconocimiento del dolor y el sufrimiento de las víctimas, además de pagos anuales continuos.

Asimismo, el titular de Salud inaugurará mañana jueves un monumento nacional a los supervivientes de la tragedia de la talidomida y sus familias, erigido a orillas del lago Burley Griffin de Canberra.

Hace una década, una demanda colectiva presentada por supervivientes de la talidomida de Australia y Nueva Zelanda se resolvió con el pago de 81 millones de dólares en indemnizaciones por parte de los distribuidores del fármaco, cuya principal malformación fue la focomelia, una anomalía congénita caracterizada por la carencia o excesiva cortedad de las extremidades.