HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Pepe Álvarez (UGT) plantea quitar los subsidios a quienes rechacen un empleo


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha planteado este jueves la posibilidad de que se quiten subsidios públicos a quienes rechacen una oferta de empleo y ha insistido en la oposición del sindicato a la contratación en origen con 3 millones de parados en España.

"Una persona que rechaza una oferta de trabajo (...) es una persona que si está recibiendo un subsidio público, ya sea de desempleo, ya sea mínimo vital, yo creo que el país debería plantearse si debe de seguir cobrándolo o no", ha reflexionado el líder de UGT en un encuentro informativo organizado por el diario El Mundo.

Álvarez ha enmarcado este planteamiento en el rechazo a los planes de contratación en origen cuando en España hay unos 3 millones de parados a los que se debería formar y orientar para cubrir las vacantes de empleo.

"Es mucho más productivo para España", ha añadido.

En este sentido, ha reclamado mejorar y destinar más recursos a los servicios de empleo para formar a esos parados y que puedan trabajar.

"Las oficinas de empleo son meros registros", ha criticado Álvarez.

"No se puede decir que en España no hay personas para trabajar en construcción (...) ¿no podemos formar para personas para llevar grúas?", ha señalado.

PIDE A SÁNCHEZ ADAPTAR PLAZOS EN EL FIN DE MOTORES DE COMBUSTIÓN

Junto a este tema, Álvarez ha reclamado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que de cara a la próxima presidencia europea intente flexibilizar algunos de los plazos en la decisión de prohibir la comercialización de coches con motores de combustión en la Unión Europea (UE) a partir de 2035.

Al secretario general de UGT le parece adecuada esa fecha final pero pide cambios de cara a 2026 cuando los coches ya deben de tener cambios para reducir emisiones.

"Lo razonable sería dedicar todas las inversiones al coche eléctrico", ha pedido.

Sobre las negociaciones salariales con la CEOE, Álvarez ha confiado en que se pueda alcanzar un acuerdo "en semanas".

Y en cuanto a pensiones, ha reconocido que no hay novedades -"algo que no tiene que decir que sea malo"- y que, junto al periodo de cómputo, hay varios temas que el sindicato ha planteado como los años mínimos necesarios para poder acceder a la pensión o el tratamiento de las lagunas de cotización.

"No hemos puesto líneas rojas (...) El Gobierno sabe en qué contexto podría contar con nuestro apoyo (...) pero tampoco es imprescindible que cuente con nuestro apoyo", ha deslizado Álvarez.