TV

La fisióloga Agnès Gruart: Muy pocas mujeres alcanzan altos cargos en ciencia

  • Escrito por José Carlos Rodríguez
  • Publicado en Ciencia
La presidenta de la Sociedad Española de Neurociencia (SENC), Agnès Gruart, explica sus principales objetivos para este campo en una entrevista concedida a Efe con motivo de la celebración en Santiago de un congreso científico internacional. EFE/Xoán Rey. 	   La presidenta de la Sociedad Española de Neurociencia (SENC), Agnès Gruart, explica sus principales objetivos para este campo en una entrevista concedida a Efe con motivo de la celebración en Santiago de un congreso científico internacional. EFE/Xoán Rey.

La fisióloga Agnès Gruart, que este viernes se despide de la presidencia de la Sociedad Española de la Neurociencia (SENC), ha estado siempre muy interesada en visibilizar el rol de la mujeres científicas ya que, según ha contado en una entrevista con Efe, "hay muy pocas mujeres que alcanzan altos cargos en la ciencia".

"Hay que revisar qué pasa en las escuelas y los modelos familiares para entender por qué estamos creando una sociedad que asume tan fácilmente que la mujer tiene un papel secundario", ha afirmado Gruart (Girona, 1962), que se convirtió hace dos años en la tercera mujer en presidir la SENC y que ahora será relevada por el doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Barcelona Joan Comella.

Gruart es catedrática de Fisiología en la Universidad Pablo de Olavide en Sevilla, desde hace años dirige una línea de investigación sobre las bases fisiológicas del aprendizaje y la memoria en mamíferos y ha publicado numerosos artículos relacionados con los mecanismos neuronales que se hallan en el aprendizaje asociativo, tanto clásico como instrumental.

Pero además, Gruart contribuyó activamente a la creación de la Asociación de Mujeres Científicas y Tecnólogas (AMIT) y forma parte del Comité de Mujeres en Neurociencia de la SENC, pues, según indica, las mujeres están "igualmente capacitadas que los hombres para ejercer una carrera científica "variada" y "fructífera".

Gruart considera que todavía queda mucho por hacer para visibilizar el papel de la mujer en el campo científico, ya que aunque "hay muchas más mujeres en los laboratorios y que acceden a los grados, hay muchas menos mujeres que acceden a cargos importantes", algo que no achaca "únicamente" a la maternidad.

"Los cargos de poder han sido tradicionalmente ocupados por hombres y responden normalmente a modelos y aptitudes más agresivas, lo que podría explicar que más hombres accedan", ha declarado la fisióloga, que señala que la ciencia "no debe tener un modelo agresivo".

Durante su presidencia en la SENC, Gruart ha promovido entrevistas con las neurocientíficas de la sociedad, algo que según dice, ha servido para "darnos cuenta de cuántas somos y de que nuestras carreras son tan variadas como son las de los hombres".

Gruart asegura que la sociedad está cambiando lentamente y que en la mayoría de simposios que se organizan se trata de alcanzar "cierto equilibrio" en temas de paridad, por ello "cada vez resulta más raro encontrar una conferencia en la que solo participen hombres".

Además de dar voz a las mujeres, la científica también considera importante darle voz a la ciencia, pues durante su mandado ha incidido en el desarrollo de una página web nueva para la SENC, con el objetivo de "establecer un contacto con los socios y ellos con la sociedad".

"Consideramos básico que los conocimientos a los que estamos llegando puedan ser facilitados a la gente. Al final es la población la que está pagando con sus impuestos la ciencia que estamos haciendo", ha afirmado, ya que la aportación en cualquiera de los niveles del sistema nervioso es "básica" y "favorable para la sociedad".

Por ello, durante la celebración del Congreso Bienal de la SENC, que se celebra en Santiago desde el pasado día 4 y que finaliza este viernes, se han realizado algunas actividades "relacionadas con la población en general" y se han tratado temas como la esclerosis múltiple, el estrés o el montaje cinematográfico.

Gruart opina que la labor de divulgación es fundamental porque "de alguna manera se deshacen mitos", ya que en algunos casos la gente percibe con cualquier información "que ya se tiene la cura del Alzheimer".

La científica insiste en que la neurociencia sirve para conocer mejor las disfunciones del sistema nervioso pero también para conocer "muchas funciones que son normales y que se pueden desarrollar y aplicar a cualquier aspecto de la sociedad".

"La neurociencia puede ser útil para la educación y el aprendizaje pero también en áreas de tecnología o en áreas de desarrollo de empresas. Estudiamos en gran parte cómo funciona el cerebro por lo que puede ayudarnos a entender mejor cómo afrontar ciertas situaciones y a mejorar nuestro bienestar", sentencia Gruart.

La Sociedad Española de Neurociencia se fundó en 1985 y tiene como objetivos el estudio y conocimiento de las funciones del cerebro. En la actualidad cuenta con más de 1.000 socios y lleva a cabo diversas actividades científicas y de difusión.