SUSCRÍBETE

Una nueva técnica permite un diagnóstico más rápido del VIH en África

Una niña contempla un mapa de África en un orfanato de niños con VIH en Nairobi (Kenia). EFE/Archivo 	   Una niña contempla un mapa de África en un orfanato de niños con VIH en Nairobi (Kenia). EFE/Archivo

Una nueva técnica molecular mucho más sencilla que las convencionales va a permitir realizar un diagnóstico rápido del VIH en África y puede convertirse en una alternativa viable en los países con bajos recursos hospitalarios y en los que circulan muchas variantes del virus.

La técnica, que ha sido desarrollada en la República Democrática del Congo, ha sido evaluada por un equipo internacional de científicos liderado por investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) del Instituto de Salud Carlos III, ha informado esta organización.

El estudio, cuyas conclusiones se han publicado en Scientific Reports, ha sido dirigido por la investigadora de este Centro de Investigación en Red África Holguín, del Hospital Universitario Ramón y Cajal, y en el mismo han intervenido también expertos de la Clínica Universidad de Navarra.

En el trabajo realizado en la República Democrática del Congo se ha evaluado por primera vez la utilidad de una nueva técnica molecular para diagnosticar y cuantificar la cantidad de VIH empleando solo unas gotas de sangre seca impregnada en un papel de filtro especial.

Según ha explicado África Holguín, esta técnica molecular es mucho más sencilla y rápida que las técnicas moleculares convencionales, por lo que es ideal para su uso en países con infraestructuras sanitarias limitadas.

Además, se realiza con un aparato portátil mucho más pequeño y sencillo de usar que las técnicas normalmente usadas en los laboratorios, lo que permite realizar la prueba en los mismos sitios donde se realiza la visita clínica de los pacientes o donde se realiza la toma de muestra, estando disponibles en menos de dos horas.

Los investigadores del CIBERESP han evaluado por primera vez la eficacia de las nuevas técnicas y la compararon con otra ya comercializada, y emplearon para ello muestras de sangre seca de 160 adultos y niños del Hospital de Monkole, en Kinshasa, origen de la pandemia de VIH y donde las variantes que circulan son mayoritariamente recombinantes y complejas.

Los 160 pacientes eran principalmente seropositivos diagnosticados mediante pruebas rápidas (58,75%), mujeres (57,5%) y tratados con antirretrovirales (46,2%). La infección por VIH se confirmó y cuantificó en 14 niños y en 70 adultos con la nueva técnica, identificando 8 casos (4 adultos y 4 niños) a los que se les había dado un falso diagnóstico de VIH en este país, y los resultados se comunicaron rápidamente a los clínicos congoleños responsables de esos pacientes para su intervención.

"Hemos demostrado que estas técnicas moleculares rápidas y sencillas son una alternativa viable en países de bajos recursos y donde circulan muchas variantes del virus, como en la República Democrática del Congo, y al poderse implantar y realizar la técnica en los mismos sitios de consulta, su uso puede acelerar las intervenciones clínicas", ha destacado la directora del estudio.

De esta manera se reduciría la pérdida de seguimiento de los pacientes debido al retraso de los resultados cuando los laboratorios de referencia están lejos del sitio de toma de muestra, como pasa en la mayoría de países con las mayores tasas de infección.

La implantación de estas técnicas moleculares en los hospitales locales puede mejorar y acelerar el diagnóstico en niños y adultos y permitir una detección precoz de los fracasos terapéuticos en países donde la monitorización de la infección está centralizada en uno o pocos laboratorios.

Ello mejorará el seguimiento clínico de los niños y de los adultos infectados en aquellos países con sistemas sanitarios poco fortalecidos y también podrán ser implantados en países con recursos para ser empleados cuando se requiere un resultado rápido, ha destacado el CIBERESP.

Precisamente, el diagnóstico precoz de los lactantes es una de las prioridades marcadas por la Organización Mundial de la Salud, ya que permite establecer un tratamiento temprano y reducir posibles daños irreversibles en los sistemas nervioso central e inmunológico.

Banner 468 x 60 px