NEWS

El Nobel de Química Feringa augura que la nanotecnología mejorará salud y energía

El premio Nobel de Química en 2016 Ben Feringa, conoció esta mañana la Plaza del Obradoiro durante su visita a la Universidad de Santiago de Compostela (USC), invitado por el Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares (CiQUS), y el programa ConCiencia. EFE El premio Nobel de Química en 2016 Ben Feringa, conoció esta mañana la Plaza del Obradoiro durante su visita a la Universidad de Santiago de Compostela (USC), invitado por el Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares (CiQUS), y el programa ConCiencia. EFE

El investigador Bernard Feringa, ganador del Nobel de Química en 2016 por su contribución a la nanotecnología, auguró este martes un gran potencial de desarrollo de "máquinas moleculares" en las próximas décadas con aplicaciones para dar mayor eficacia a la medicina con fármacos "inteligentes" o reducir el consumo energético y frenar el cambio climático.

Feringa, que se encuentra en la capital gallega invitado por el programa de divulgación científica ConCiencia de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), donde será investido mañana con el título de doctor honoris causa, invitó en una conferencia de prensa a que los gobiernos de los países europeos inviertan más en ciencia y en la juventud.

"Mi consejo a los gobiernos, a los políticos y a la Unión Europea es que inviertan en el futuro, en los jóvenes, que son el futuro" porque "la creatividad y el talento en Europa, en todos esos países es fantástica", comentó el científico, y exhortó a los gobernantes a ser un poco más "arriesgados" y aumentar los fondos en investigación y desarrollo, que permiten a la población "sacar provecho" del rendimiento del capital humano y el conocimiento.

El científico holandés, que confiesa tener "pasión por la ciencia", ganó el Nobel de Química hace tres años junto al francés Jean-Pierre Sauvage y al británico Fraser Stoddart por crear máquinas moleculares de tamaño nanométrico, cuyas futuras aplicaciones parecen ciencia ficción.

Sin embargo, Feringa destacó que el descubrimiento de esas máquinas que pueden ser conducidas por los científicos para moverse con la energía de la luz abre enormes perspectivas para su aplicación en el transporte de medicamentos a determinados puntos del cuerpo humano y ser más efectivos, en la reducción del consumo de energía o en la captación de gases de efectos invernadero.

Subrayó que los equipos de investigación con los que trabaja, tanto en España y en otros países europeos, como en Estados Unidos y en China, tratan de desarrollar ese tipo de nanovehículos para que en el futuro se puedan llevar "fármacos inteligentes que lleguen con gran precisión" a un punto concreto del cuerpo humano, y evitar los "efectos secundarios" que tienen, por ejemplo, los actuales antibióticos.

Destacó que uno de los equipos científicos ha logrado desarrollar un tejido de "pequeños músculos" capaz de "coger un trocito de papel" y subrayó que "todavía es algo muy primitivo y simple, pero es el principio de una nuevo periodo", comentó Feringa.

También indicó que otro equipo con el que investiga ha conseguido recientemente "influir en la comunicación de las bacterias" para evitar que puedan replicarse e impedir que "formen una familia", algo que abre perspectivas de prevenir los rechazos en los implantes, por ejemplo de cadera, que constituye "un problema muy importante para las personas mayores".

Asimismo, indicó que esos nanovehículos pueden actuar para mejorar la vista o incluso para que una persona que se corte un dedo, éste pueda reconstruirse por sí solo, y apuntó que todas esas innovaciones, que podrían parecer ciencia ficción, estarán en los hospitales en las próximas décadas.

También pronosticó que la nanotecnología va a facilitar que haya coches que se "autolimpian", incluidos sus cristales, o que "autoreparan" las rascadas de la chapa, además de carburantes más eficientes que generen menos contaminación.

"Las grandes refinerías de petróleo, la industria del plástico, la manufactura de coches", son algunos de los sectores que podrán beneficiarse de esas nuevas tecnologías de la "nanociencia" que también podría "capturar" el dióxido de carbono y otros gases contaminantes de la atmósfera para convertirlos en combustible, comentó, aunque "aún no sabemos cómo hacerlo", reconoció.

Feringa indicó que la ciencia fundamental es la que permitió hace 70 años poner las bases para los dispositivos móviles de telecomunicaciones, aunque "hemos necesitado 50 años para poder hacer teléfonos inteligentes", y aunque "nadie creía en la década de 1950 que ahora todos tuviéramos un teléfono inteligente", en este momento , "mis estudiantes no puedan creer en un mundo sin esos teléfonos inteligentes".

Por ello, indicó que algo análogo va a ocurrir con la nanotecnología e invitó a "preparar a los estudiantes para el futuro" y a "confrontarlos con la frontera del conocimiento del futuro" para desarrollar soluciones a retos como "nuevas formas de energía, de conducir coches, aviones", de construir una economía "sostenible sin contaminación", o de "alimentar mil millones más" de personas en las próximas décadas.

1°C

Madrid

Mayormente nublado

Humedad: 82%

Viento: 11.27 km/h

  • 03 Ene 2019 11°C -3°C
  • 04 Ene 2019 8°C -5°C
Banner 468 x 60 px