HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Cae una red de estafas financieras con 300 víctimas y 12 millones defraudados


(Tiempo de lectura: 1 - 2 minutos)

La Policía Nacional ha desmantelado en Madrid y Barcelona una organización dedicada a las estafas financieras y que defraudó más de 12 millones de euros a casi 300 víctimas en distintos países europeos mediante el conocido método "phishing" o de obtención de datos privados bancarios por internet.

En la operación, denominada Kint, han sido detenidas seis personas, quienes ofrecían operaciones con criptomonedas, renta variable y otros productos financieros a través de webs fraudulentas, que simulaban las de una reconocida entidad bancaria, según ha informado este martes la Dirección General de la Policía.

La investigación se inició a raíz de una denuncia interpuesta por el representante legal de dicho banco, donde ponía en conocimiento de los agentes la creación de una web que, haciendo uso indebido de la marca, imitaba la página oficial de su entidad.

La organización que estaba detrás de esa suplantación utilizaba también un dominio parecido al original del banco, a fin de llevar a la confusión a sus visitantes.

En concreto, la finalidad de la web era atraer la atención de potenciales clientes franceses para que realizasen operaciones de depósito o inversión, todo sin percatarse de la falsedad del entramado.

Poco después, los investigadores detectaron la existencia de nuevas páginas web con el mismo propósito, el de usurpar la identidad de bancos y otras entidades.

La red desarticulada ofrecía la contratación de productos de inversión y de financiación.

Una vez materializaban la estafa, transferían los fondos de las víctimas a cuentas corrientes abiertas en España, Portugal, Polonia y Francia.

Posteriormente, el dinero era movido para su blanqueo entre cuentas de las que disponía la organización en diferentes países, y su destino final era España. Según la información facilitada por los afectados y la investigación llevada a cabo por los agentes, la cantidad defraudada por el entramado asciende a 12.345.731 euros.