HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT

Borrell espera que la UE logre hoy un pacto para entregar más munición a Kiev


(Tiempo de lectura: 2 - 4 minutos)

El alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, confió este lunes en que los ministros de Exteriores y Defensa sean capaces de lograr hoy un acuerdo sobre un plan para acelerar la entrega de munición a Ucrania, así como para emprender adquisiciones conjuntas y aumentar la capacidad de producción de la industria europea de defensa.

"Juntos, los ministros de Exteriores y Defensa, finalizarán, espero, el acuerdo para proporcionar munición a Ucrania", declaró el político español a su llegada a la reunión de titulares de Exteriores de los Veintisiete que se celebra hoy en Bruselas.

Durante la tarde, a los jefes de la diplomacia de los Estados miembros se unirán los ministros de Defensa para abordar la cuestión de la munición.

En concreto, la UE quiere destinar 2.000 millones de euros para entregar a Kiev 1 millón de rondas de artillería en los próximos doce meses, según un documento al que ha tenido acceso EFE.

El plan que debaten los ministros cuenta con tres vías y la primera de ellas plantea entregar a Ucrania lo antes posible las reservas de munición, principalmente de 155 milímetros, que ya tengan los países comunitarios o que ya hayan encargado a la industria. Esa munición puede ser de tipo occidental o soviético.

Para ello, Borrell ha propuesto usar 1.000 millones de euros del Fondo Europeo de Apoyo a la Paz (FEAP).

El FEAP es un programa que, fuera del presupuesto comunitario y compuesto de aportaciones de los Estados miembros, se está utilizando para financiar la entrega de armas a Kiev.

Esos 1.000 millones del fondo permitirán reembolsar a los países entre el 50 y el 60 % del coste de la munición que entreguen a Ucrania de manera acelerada.

Para asegurar que se puede continuar apoyando a Ucrania y garantizar a los países de la UE que sus arsenales se repondrán, la segunda vía del plan contempla que la Agencia Europea de Defensa realice compras conjuntas de munición o que al menos tres Estados miembros se asocien para llevar a cabo esas adquisiciones.

Para esta segunda vía, se han propuesto otros 1.000 millones de euros del FEAP, que solo se utilizarían para reembolsos de munición enviada a Ucrania y no para munición que se quede en las reservas de los Estados miembros.

La tercera vía del acuerdo también aspira a potenciar la industria militar europea a más largo plazo.

"Espero que los ministros, todos ellos, se comprometan en una discusión final y acuerden sobre una muy importante decisión para esta tarde. De lo contrario, estaremos en dificultades para seguir suministrando armas a Ucrania", comentó Borrell.

Países como Alemania prefieren realizar las compras de munición a nivel nacional y Borrell dijo que no se excluye esa posibilidad.

"El propósito es proporcionar munición a Ucrania: lo más rápido, en la mayor cantidad posible al menor precio. Seamos prácticos. Rápido, barato y las cantidades necesarias. Si Alemania tiene la forma de hacer eso, nada lo excluye. Lo importante es ir juntos tanto como podamos. Hay un proyecto en la Agencia Europea de Defensa. Quince Estados miembros se han unido a este proyecto. No excluye otras acciones", expuso el exministro español.

En cualquier caso, Borrell constató que la UE debe "producir más", para lo cual se debe incrementar la capacidad de producción de la industria y, para ello, las empresas deben tener "una clara perspectiva de demanda".

El político español insistió en "ser prácticos" y "no entrar en una batalla de competencias y egos". 

"Tenemos que proporcionar munición a Ucrania rápidamente, en mayor cantidad y en las mejores condiciones económicas y financieras para nosotros", apuntó.

El ministro español de Exteriores, José Manuel Albares, dijo que a España "le gusta trabajar siempre en conjunto" y prefiere que las compras conjuntas "se hagan dentro de la industria europea de defensa".

"Pero desde luego, eso no debe ser un obstáculo para que alcancemos este acuerdo", admitió.

Su homólogo finlandés, Pekka Haavisto, consideró que es "demasiado pronto" para decir si las compras conjuntas solo se realizarán en empresas europeas o también en las de países terceros.

"Por supuesto, también necesitamos el apoyo de Estados Unidos. En esta cartera el papel de EE.UU. y otros países de fuera de la UE, Reino Unido y Canadá, ha sido muy notable", mencionó.