Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

El PP inicia en Santiago una convención de 7 días para poner rumbo a Moncloa


El PP inicia hoy en Santiago una convención nacional "ideada y parida", según fuentes de la dirección del partido, por su líder, Pablo Casado, que se extenderá durante siete días por las capitales de las autonomías en las que gobierna y finalizará en Valencia con un objetivo: poner rumbo a la Moncloa.

La primera cita de esta convención reúne al líder del PP con el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, mientras que el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, compartirá mesa con el vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas.

El PP abre su cónclave en la autonomía donde más fortaleza tiene esa formación, que gobierna en solitario sin presencia ni de Vox ni de Ciudadanos y elige la economía para empezar a poner negro sobre blanco su alternativa a las políticas de Pedro Sánchez.

Participarán en estos debates los exministros Román Escolano, Juan Costa e Isabel García Tejerina y representantes económicos como el vicepresidente de la CEOE, Íñigo Fernández de Mesa; el presidente de ATA, Lorenzo Amor, o José María Abad, execonomista jefe del ICO, entre otros.

La jornada de Santiago tendrá el mismo formato que las de los días venideros en Valladolid, Madrid, Sevilla y Cartagena. Cinco mesas de debate junto a la sociedad civil, a las que asistirá Casado, que tomará parte en una de ellas. Cada jornada temática la coordina un vicesecretario, en el caso de Galicia, Elvira Rodríguez, responsable de Sectorial.

Los cinco días de convención itinerante previos al cierre -el sábado y el domingo en Valencia- servirán al PP para plantear en detalle la batalla ideológica, mientras que en el Palau de Les Arts explicarán las conclusiones a las que han llegado tras un proceso de escucha de varios meses coordinado por Edurne Uriarte.

Así, el martes Valladolid acogerá debates sobre la nación, la Constitución, la Unión Europea, la globalización y la defensa de las víctimas del terrorismo.

Acudirá el presidente de las Cortes, Alfonso Fernández Mañueco, y los exdirigentes de Cs y Vox Juan Carlos Girauta y Alejo Vidal-Quadras, además de Donald Tusk, expresidente del Consejo Europeo, y Antonio Tajani, expresidente del Parlamento Europeo, entre otros.

El debate sobre libertad y responsabilidad invidualidad, donde se hablará sobre feminismo, se celebrarán el miércoles, en Madrid, donde no asistirá la presidenta Isabel Díaz Ayuso, de viaje en Estados Unidos, una visita que acortará para llegar a tiempo el sábado a Valencia.

Casado dialogará en la capital española con el expresidente de Francia Nicolás Sarkozy y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, lo hará con José Manuel Durao Barroso, expresidente portugués. A Sevilla, el jueves, acudirá además de Casado el expresidente del Gobierno José María Aznar.

También estará el presidente andaluz, Juanma Moreno Bonilla y el nobel de Literatura Mario Vargas Llosa. En la capital andaluza se debatirá sobre estado de derecho y seguridad. La última parada de la parte itinerante de la convención será el viernes en Cartagena, donde los expresidentes de México y Colombia, Felipe Calderón y Andrés Pastrana, debatirán sobre desigualdad.

Tras estas primeras jornadas junto a la sociedad civil, el PP mostrará en Valencia su alternativa a Sánchez. El sábado habrá mesa de alcaldes; de presidentes autonómicos, incluida la madrileña Isabel Díaz Ayuso; de líderes regionales en la oposición y otra en la que los vicesecretarios encargados de las jornadas previas expondrán las conclusiones.

El domingo Casado cerrará la convención acompañado por la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Valencia, María José Catalá, el presidente del PP valenciano, Carlos Mazón, el canciller austriaco, Sebastian Kurz y el primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis.

Los populares quieren llevar a la plaza de toros valenciana a 8.000 personas, o las que permita el aforo por covid. El partido al completo se volcará en dar una imagen de fuerza.

Un acto para el recuerdo, el primero en el que Casado se ve en La Moncloa. Cuando el cónclave termine, los populares transformarán todo lo debatido en un programa electoral mientras siguen trabajando por unir el voto del centroderecha bajo sus siglas.