Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Igualdad promete acelerar la ley diseñada para luchar contra la LGTBI-fobia


La directora general de Diversidad Sexual y Derechos LGTBI, Boti G. Rodrigo, ha vinculado las agresiones homófobas al aumento del discurso de odio en redes, instituciones y responsables políticos y se ha comprometido a acelerar la tramitación del anteproyecto de ley diseñado para luchar contra la LGTBI-fobia.

En declaraciones facilitadas a Efe este martes tras la agresión a un joven en el barrio madrileño de Malasaña, ha explicado que ya han celebrado una reunión con el fiscal encargado de delitos de odio y mantienen contactos con el Ministerio del Interior para establecer medidas de protección.

El objetivo de Igualdad es acelerar el desarrollo del anteproyecto de ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI, una norma que apuesta por la formación en todos los ámbitos -sanitario, educativo, administrativo, etc.- y que establece medidas frente a la violencia contra el colectivo LGTBI.

Se garantiza protección integral, real y efectiva a las víctimas, información y orientación, asistencia psicológica y jurídica, atención a las necesidades laborales y sociales, así como servicios de traducción e interpretación si son necesarios, recuerda Igualdad.

Tras calificar de "atroz" la agresión de este fin de semana, cuando un grupo de encapuchados atacó a un joven al que grabó con un cuchillo la palabra "maricón" en el glúteo, Boti G. Rodrigo ha asegurado que siguen con preocupación el goteo constante de este tipo de agresiones y ha condenado los discursos de odio.

"Hay que decir alto y claro que hay palabras que señalan los objetivos del odio y que hay silencios que son cómplices", ha advertido antes de hacer un llamamiento a la responsabilidad.

En 2020, el año de la pandemia y con tres meses de encierro, bajaron 18 % los delitos de odio denunciados, pero los motivados por la orientación sexual o la identidad de género se mantuvieron en cifras similares al ejercicio previo.

"Vivimos un momento en el que las palabras de denuncia y repulsa no bastan. Todos los poderes públicos, todos, tenemos que trabajar coordinadamente para acabar con esta situación que está generando una alarma social intolerable. La población LGTBI no puede sentir miedo a salir a la calle, a mostrarse públicamente, a vivir sus vidas con libertad", ha recalcado.