Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

La redención de los monstruos, clave en "Lucas", nuevo filme de Álex Montoya


  • Escrito por Alicia G.Arribas.
  • Publicado en Cine

El director, montador, guionista y productor valenciano Álex Montoya estrena este viernes en las salas españolas su segundo largometraje, "Lucas", una historia de víctimas y monstruos, con epicentro en La Albufera, que camina en cada fotograma por el borde del abismo.

Una historia, dice el director en una entrevista con Efe, "donde sólo hay un hijo de puta: el que Álvaro tiene encerrado en una caseta. Este personaje es el único que no tiene redención posible".

La precisión viene al caso porque Álvaro es un pedófilo que convence a un chaval, Lucas, necesitado de afecto y de dinero tras perder a su padre, de que le deje usar su identidad para contactar con chicas por internet, "solo para hablar" con ellas. Y Lucas acepta. Pero el que está encerrado es el único imperdonable.

"Los guionistas siempre estamos pensando en cómo hacer el mal", bromea el cineasta, consciente de que su tarea como creador es, precisamente, ponerse en la piel del personaje.

Y así es como escribió "Lucas": "Si yo fuera un pedófilo, pienso cómo sería la mejor manera de crearme unos perfiles falsos, que fueran sólidos. Y la respuesta es que buscaría un chaval aislado, sin presencia en redes sociales, y le pediría que me vendiera el material que pueda necesitar".

"Y para que Lucas diga que sí tiene que ser un chico lo más aislado posible, con problemas en casa y en el instituto: a partir de ahí -explica-, si él ha perdido al padre, por qué no hacer que este pederasta se convierta en una especie de figura paterna, eso parece divertido".

El largometraje, que tiene su origen en un corto del director del mismo título de 2012, cuenta con un reparto espectacular, de Jorge Motos ("La caza. Monteperdido") a la cabeza como Lucas, a los "habituales" de sus cortos Jorge Cabrera (el pedófilo), Irene Anula, la madre, y Jordi Aguilar, el novio de la madre.

La cinta, puntualiza, "no intenta hacer grandes declaraciones; yo hablo de un tipo de degenerado muy concreto. He investigado mucho y sé que entre quienes sufren estas filias hay sádicos y gente más empática que saben que tienen un problema e intentan hacer menos daño".

"Ese es Álvaro -aclara-, no hablo en general de pederastia o pedofilia porque es un tema muy muy muy oscuro en sus rincones y eso no me interesa, sólo cómo el personaje busca la manera de satisfacer sus necesidades de la manera menos lesiva posible".

Montoya, autor de 14 cortos, entre ellos, "Cómo conocí a tu padre", mención especial en el festival de Sundance de 2010, y del largometraje "Asamblea"(2019), ha sacado adelante una película apabullante con un presupuesto realmente bajo.

"La peli ha salido muy a trancas y barrancas, la monté yo solo en casa, bueno, dos montajes, uno en español y otro en valenciano; a finales de año le hice un recorte de metraje y creo que ha mejorado", apunta.

Tanto que, de no tener en cuenta aquella primera versión en ningún festival donde se presentó, en Málaga, donde se vio la definitiva, se llevó las prestigiosas Biznaga de Plata a Mejor Película de Zonazine, la sección más arriesgada del festival, así como el Premio del Público, y su protagonista, Jorge Motos, la Mejor Interpretación Masculina.

El director, que ya prepara una adaptación con imagen real del cómic "La casa", de Paco Roca, confía en que los premios ganados le sirvan para poder trabajar en este nuevo proyecto "con un poco más de desahogo"; si algo ha aprendido tras sacar adelante "Lucas" es que para hacer bien una película se necesita tiempo, sobre todo, para mimar la edición, que a él le parece tan importante.