Quantcast
EL PERIÓDICO
ESP   |   AME   |   CAT      NEWSLETTER
ÚNETE ⮕

Subastan en EEUU la moto del rebelde Peter Fonda en la película "Easy Rider"


"Captain America", la icónica moto Harley-Davidson conducida por Peter Fonda en el filme contracultural "Easy Rider" (1969), será subastada el próximo 5 de junio en Estados Unidos por un valor estimado de entre 300.000 y 500.000 dólares (de casi 250.000 a 414.000 euros al cambio actual), informa este jueves en un comunicado la casa de subastas.

Conocida como "Capitán América" por la distintiva bandera estadounidense pintada en su deposito de gasolina, "la motocicleta más icónica del mundo", como la califica la compañía tejana Dan Kruse Classics, es parte de la historia del cine estadounidense.

"Esta motocicleta es una leyenda y es uno de los símbolos icónicos de la década de 1960. Representa el anhelo de una vida más sencilla, de aventuras y de caminos abiertos.

Adornaría cualquier colección de automóviles, ya sea privada o en un museo", ha declarado Dan Kruse, propietario de la casa de subastas que lleva su nombre.

En 1996, el antiguo propietario de esta motocicleta, el coleccionista de vehículos Gary Graham, vendió "Captain American" en la subasta de Dan Kruse Classic a Gordon Granger.

Se restauró la motocicleta para autentificarla y, desde entonces, ha estado guardada en la ciudad de Austin (Texas), donde afortunadamente se salvó de un incendio que tuvo lugar en 2010, señala la compañía.

Los cinéfilos de todo el mundo recuerdan las escenas de esta mítica "road movie" que marcó a toda una generación con un joven Peter Fonda (1940-2019) con gafas de sol y chaqueta de cuero conduciendo por infinitas carreteras su Harley-Davidson.

Hijo del reconocido actor Henry Fonda y hermano de la actriz Jane Fonda, Peter Fonda cautivó a los amantes del cine con su papel en esta cinta -de la que fue productor y coguionista junto con Dennis Hopper y Terry Southern-, por la que además fue nominado a un Óscar al mejor guion original.

Fonda y Hopper interpretan en este film de culto a dos motoristas que viajan por el suroeste de Estados Unidos llevando las ganancias de un negocio de drogas, pero al mismo tiempo encarnan el sueño hippie.

"El éxito de 'Easy Rider' ayudó a iniciar una nueva era cinematográfica de Hollywood a principios de la década de 1970", resalta la casa de subastas.

"Easy Rider" no solo visibilizó el movimiento y la utopía hippie, el rock and roll y la psicodelia, sino que convirtió las motocicletas que conducían Fonda y Hopper en personajes reales de la película.

Se utilizaron cuatro motocicletas Harley-Davidson que habían pertenecido a la Policía y que fueron compradas en una subasta por 500 dólares y reconstruidas para la película, señala la compañía.