HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

El Bernabéu decidirá el título


(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Inalterables los ocho puntos de diferencia entre el Real Madrid tras las victorias de ambos este sábado en sus salidas a Mallorca (0-1) y Cádiz (0-1), LaLiga EA Sports se decidirá el próximo fin de semana en el estadio Santiago Bernabéu, donde ambos candidatos disputarán un duelo directo por el título.

Los noventa minutos de Son Moix y del estadio Nueva Mirandilla no decidieron nada. Tanto el Real Madrid como el Barcelona se arremangaron para firmar una victoria poco vistosa sin sus jugadores más habituales (reservados para la Liga de Campeones) y la clasificación permaneció inalterable.

Los primeros en sumar los tres puntos fueron los hombres de Carlo Ancelotti. Por su once aparecieron nombres como Modric, Nacho, Lucas Vázquez, Brahim y Joselu. Descansaron pensando en el Manchester City Kroos, Vinícius, Carvajal, Camavinga y Rodrygo. La apuesta, funcionó.

Con un tanto de Tchouameni -un zapatazo desde fuera del área-al inicio de la segunda parte, el Real Madrid se llevó la victoria. Pudo marcar más, pero Valverde y Brahim perdonaron. No hubo mucha más historia. El conjunto blanco aguantó con solvencia y Modric se llevó una ovación de Son Moix cuando fue sustituido. De la polémica con Vinícius, el público del Mallorca, días después de perder la final de Copa, ha pasado en un año a aplaudir a un jugador del Real Madrid.

Igual de aplaudido fue el tanto de Joao Félix que dio la victoria al Barcelona. Con una maravillosa chilena, el jugador portugués dio la victoria al equipo de Xavi Hernández que, como Ancelotti, también tocó su alineación pensando en el PSG. Solo repitieron, respecto al choque de ida ante el cuadro francés Ter Stegen, Cubarsí y Sergi Roberto. El resto que jugó en el Parque de los Príncipes, inició el choque desde el banquillo.

El Cádiz, necesitado de puntos para salir del descenso, firmó un partido discreto. No generó muchas ocasiones. Apenas una de Javi Hernández en la primera parte, un gol anulado a Juanmi por fuera de juego, otro intento de Chust y un paradón de Ter Stegen a disparo de Samassekou. Eso fue todo. Pocos sustos para el Barcelona, que cuando bajó sus prestaciones contó con Yamine Lamal, Koundé y Pedri para la última media hora. El Cádiz no fue capaz y Joao Félix, con un disparo al palo, pudo sentenciar para culminar su gran partido en el que el portugués fue el gran protagonista de la victoria de su equipo.

El Betis volvió a la senda de la victoria después de cuatro derrotas consecutivas. Ganó 2-1 al Celta, que mantiene su coqueteo constante con los puestos de descenso. Por suerte para el conjunto gallego, la derrota del Cádiz frente al Barcelona (0-1) evitó males mayores. Aún así, sólo tres puntos separan al conjunto gallego de la última plaza de Segunda División.

A los hombres de Mauricio Pellegrini le sentaron muy bien los tantos de Miranda y Fekir, ambos en la segunda parte. Sirvieron para mantener sus opciones de aspirar a la sexta plaza con acceso a la Liga Europa. Y también, con un partido más, arrebataron al Valencia la séptima plaza con billete para la Liga Conferencia.

En esta ocasión, Pellegrini cambió el partido en el descanso. Después de una primera parte errática, no esperó a la reanudación y entraron al campo Bakambu y Fekir por Willian José y Ayoze. Así recuperó la iniciativa, la verticalidad y llegaron los goles. El del Celta, obra de Larsen en el tiempo añadido, llegó tarde. El Betis, al final, sonrío en la Feria.

Y en Vallecas, el Rayo y el Getafe firmaron un empate sin goles que no dejó satisfecho a nadie. El equipo de Iñigo Pérez necesitaba los tres puntos para alejarse del descenso. Lo tenía a sólo cinco puntos antes del inicio de la jornada y así seguirá al final. Se le escapó una oportunidad de oro para tomar aire después de las derrotas del Celta y del Cádiz.

Pero tampoco le fue bien ese resultado al Getafe, que parece conformarse con la salvación. La victoria del Athletic en la final de la Copa del Rey abría una puerta hacia Europa en la séptima posición. A seis puntos de distancia, los hombres de José Bordalás podían pelearla. Sin embargo, plantearon un partido conservador, con cinco defensas, que cumplió el objetivo de no encajar gol para olvidarse de hacerlo.

De hecho, el Getafe no tuvo ninguna ocasión sería para adelantarse en el marcador. Sí las tuvo el Rayo, pero no dio en la diana. Un par de disparos de Óscar Trejo y otro de Sergio Camello, inquietaron sin premio a David Soria. La pelota no besó la red, se mantuvo el 0-0 del inicio y ambos equipos terminaron el partido con la sensación de haber perdido dos puntos clave para cumplir con sus objetivos.