HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Juan Avellaneda presenta una colección cápsula femenina «muy asequible»


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

El diseñador Juan Avellaneda, el dandy de la sastrería masculina, se lanza de lleno al diseño femenino con una colección cápsula, que ya está a la venta, con la que pretende llegar a las consumidoras de manera «asequible».

«Es asequible no solo por el precio (que oscila de 50 a 250 euros) sino porque son diseños que, según los complementos, puedes lucir en una boda o para ir a trabajar», ha comentado a EFE, durante la presentación, en un invernadero, de las prendas que ha confeccionado para la firma See Iou.

Vinculado al diseño masculino, no es la primera vez que Avellaneda (Barcelona, 1982) crea para mujer. «Siempre he adaptado mis patrones y también he hecho trajes a medida», apunta, pero con esta colección ha dado un paso más.

Reconoce que las redes sociales, en las que acumula un millón de seguidores, son una ventana al mundo. «Muchas seguidoras me pedían dar este paso», advierte, «no todo el mundo tiene una capacidad adquisitiva elevada» y sus trajes de invitada no son para todos los bolsillos.

«Me encanta ver a gente por la calle con mis diseños», por esa razón asegura que se dedica a la costura. Por ello, ha ideado piezas con siluetas diferentes, para todo tipo de edades, que van de la XS a la XL, indica.

Cuarenta estampados, creados por él también, arman una colección para esta primavera con manga abullonada, volantes, flores maxi, estampados de carey, ikats, en azul intenso, rojo vino, rosas y amarillos, en tul y bámbula de seda.

«Siluetas que tapan cualquier defecto», asegura, no en vano, confiesa que antes de crear hizo una tabla con «complejos habituales. Incluso el diseño más sexy puede esconder lo que no gusta».

Vestidos ligeros de tirantes, otros con cuello halter; espalda abierta y sujeta con un lazo, faldas estructuradas, camisas y pantalones sastre de satén y sus populares trajes-pijama, prendas que invita a deconstruir.

«Estamos demasiado encasillados y hay que darse permiso para innovar el armario», por ello reivindica la labor «educativa» que realiza a través de redes, donde invita a utilizar el armario de una manera diferente.

«Estoy aquí gracias a ellos», admite el creador que se quedó a las puertas de la semifinal de ‘MasterChef Celebrity 4’, que ganó su amiga, desde entonces, Tamara Falcó.

No tiene pudor en admitir que en la moda «somos muy ‘snob’. Yo me considero un verso libre», y aconseja perder el sentido del ridículo. «Hay personas que solo cuando dejan su ciudad se atreven a lucir un color intenso o una falda más corta.

Hay que darse permiso», comenta Avellaneda, satisfecho del resultado y con la mente ya en la próxima propuesta para el verano.