HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

El hijo y la viuda de Gal Costa se disputan la herencia de la diva de la música brasileña


(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

La herencia de la diva de la música brasileña Gal Costa generó una disputa judicial entre los dos herederos, su hijo Gabriel y la viuda Wilma Petrillo, quienes el pasado domingo por la noche hablaron por primera vez sobre la polémica en un programa de televisión de gran audiencia.

Gabriel Costa, de 18 años, afirmó en el programa Fantástico de la cadena Globo que Petrillo lo presionó para firmar un documento después de que la cantante muriera en noviembre de 2022 a los 77 años, en el que atestiguaba que las dos mujeres tenían una relación sentimental estable.

Una herencia que se resolverá en los tribunales

Ahora, el hijo reclama ante los tribunales la anulación del documento, que fue clave para que Petrillo recibiera el 50 % de la herencia de la cantante, una de las principales exponentes de la música popular brasileña junto a Caetano Veloso y Gilberto Gil, interpretando éxitos como ‘Baby’ o ‘Chuva de Prata’.

Adoptado por Gal cuando tenía dos años, Costa aseguró que Petrillo, a quien tachó de “mercenaria” y de “víbora”, tuvo una relación “muy breve” con la artista y que en la actualidad era solo su representante.

“¿Dónde están el dinero y las propiedades? Esa es mi principal duda”, señaló.

Por el contrario, la viuda aseguró en una entrevista aparte divulgada en el mismo programa que ella y la cantante seguían siendo pareja después de 20 años de convivencia y que el hijo está siendo “manipulado” por su novia.

Sobre la herencia, Petrillo la calificó como “pequeña” y dijo que en los conciertos portaba joyas prestadas y que, además, tenía deudas.

El pedido de exhumación de Gal Costa

Más allá del patrimonio, el hijo confirmó su petición a la Justicia para exhumar el cuerpo de la cantante, muerta por un paro cardíaco en su domicilio de São Paulo, para “estar seguro de que fue realmente eso”, ya que Petrillo no quiso que le fuera practicada una autopsia.

“No se de qué está desconfiando. ¿Cree que yo la maté?”, se preguntó la viuda, quien afirmó que la cantante había expresado su deseo de que no le hicieran una autopsia después de ver un reportaje en televisión sobre el tema.

La disputa alcanza incluso el lugar donde descansa el cadáver de Gal Costa, sepultada en un cementerio de São Paulo en un lote de la familia de Petrillo.

El hijo aseguró que hay “miles de personas” que pueden atestiguar que el deseo de la cantante era que su entierro se realizara en Río de Janeiro junto a su madre.