HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Enfrentar la muerte o la pérdida de un ser querido a través de la moda


  • Escrito por Esther Gómez
  • Publicado en Café Society
(Tiempo de lectura: 2 - 3 minutos)

Enfrentarse a la muerte, a la pérdida de un ser querido o a un acontecimiento dramático supone un reto para el ser humano, una situación que muchas veces tambalea la salud mental, y cada uno lo afronta a su manera. La joven diseñadora cordobesa Jennifer Sánchez ha recurrido a la arteterapia.

El proceso lo ha plasmado en una colección de moda deportiva: Tabú 570. Jennifer -Jenni para sus amigos y @JeMSI_designer en redes sociales- comenta a EFE que ha sido una apasionada de la moda y del diseño desde que era una niña.

Así, cuando tuvo edad para decidir qué hacer con su vida y hacia dónde encaminar sus pasos en busca de su futuro profesional, decidió mudarse a Málaga y formarse en lo que siempre le había gustado: crear.

Pero para Jenni el diseño es mucho más que su pasión o su profesión, es su válvula de escape, el lugar en el que se refugió para sanar de un encuentro temprano con la muerte y es que, con apenas veinte años, le tocó enfrentarse a la pérdida de su pareja en un accidente de tráfico.

Marcha prematura que para el tiempo

Marcha prematura que para el tiempo Ese trágico acontecimiento -la marcha prematura del primer amor, ese que nunca se olvida- “hizo pararse el tiempo”, ha marcado su vida y la ha llevado a convertirse en la persona que es hoy, fuera y dentro del ámbito de la moda, explica.

En el amor perdido ha hallado inspiración y en los diseños que conforman Tabú 570 -su primera colección de ropa de deporte- ha ido dejando pistas de todo lo que rodeó la forma en que su chico se fue.

El asfalto de la carretera, los cristales rotos del vehículo y las rosas que el día cinco de cada mes deja en la cuneta están presentes en el estampado principal y a través del proceso creativo ha buscado la sanación de sus heridas, que no el olvido.

Aunque se trata de diseños dirigidos principalmente a un público masculino, sus características hacen de ellos prendas muy versátiles que se adaptan perfectamente a las de una chica, precisa Jenni.

Tabú y muerte

También el nombre elegido, Tabú 570, dice mucho de este proyecto y de cuestiones como la muerte, de las que no se habla con normalidad. “Si desde que fuéramos pequeños nos hablaran de la muerte como algo normal y no como de algo tabú, quizás al llegar situaciones como esta, nos dolería menos” la pérdida de un ser querido, dice.

Jenni emprendió este viaje de la mano de su maestra, la arteterapeuta y profesora de artes plásticas y diseño Rocío Gilabert, quien actualmente desarrolla un proyecto de investigación sobre la moda y la arteterapia en la Universidad de Granada.

La arteterapia, explica, se sirve de “procesos creativos como motor de transformación”. En sus talleres se trabaja “la autoconciencia, el compromiso con la consecución de objetivos y de restauración vital, a la vez que se reducen síntomas de estrés, ansiedad, depresión”.

Esta novedosa terapia apuesta por el “uso de medios y procesos artísticos para ayudar a contener y solventar los conflictos emocionales y psicológicos”, apunta, y el resultado, como la colección de Jenni, “actúan como intermediarios en la relación terapeútica”.