HEMEROTECA       EDICIÓN:   ESP   |   AME   |   CAT
Apóyanos ⮕

Aitana Sánchez Gijón, Belén Rueda y Ana Rujas, las más elegantes de la noche de los Goya


(Tiempo de lectura: 3 - 5 minutos)

Ana Belén ha sido la reina indiscutible de la alfombra fucsia de los Goya con un espléndido vestido en gris tornasolado, con cuerpo de pétalos bordados, en una noche en la que el color se ha apoderado de la antesala a los premios.

Las actrices no han dudado en desafiar a la gélida noche vallisoletana con transparencias y vertiginosos escotes, con una paleta de colores en la que el rojo ha sido protagonista indiscutible, con permiso del tradicional y elegante negro, una apuesta segura en una noche de fiesta.

Ana Belén, que ha llegado acompañada por los Javis, también presentadores de la gala, ha lucido creación de Redondo Brand que ha complementado con un espectacular collar de Damiani, una alfombra con marcado acento español en el diseño.

La cantante y actriz ha aparecido junto a Javier Calvo y Javier Ambrossi, ambos de negro con creaciones de Palomo Spain. Calvo con esmoquin negro con detalles en raso y pantalón ancho recubierto en encaje y camisa también con encaje y lazos.

Javier Ambrossi ha desfilado con un esmoquin negro con detalles en raso y pantalón sastre clásico.

Fiel a Chanel, Penélope Cruz ha lucido un vestido de alta costura de la firma, bordado con rosas y fresas en tonos negro, rosa y azul.

Rojo es el color

El rojo ha sido uno de los colores de la noche. La gran favorita para llevarse el Goya a mejor actriz, Malena Alterio, con botonadura en la espalda de Lorenzo Caprile.

En rojo, Belén Rueda ha apostado por un vestido y abrigo de Cristina Valenzuela, con una larga cola.

Intensos han sido los rojos de Inma Cuesta y Aitana Sánchez Gijón, la primera con un diseño de Alicia Rueda de estilo lencero con bustier mientras que Redondo Brand ha sido el encargado de vestir a la segunda con escote palabra de honor cuajado de rosas de la misma tela.

Ana Rujas ha elegido un favorecedor vestido de terciopelo negro que se ceñía a su cuerpo con abertura y bajo falda en rojo. Toni Acosta también ha apostado todo al rojo con un vestido con forma de globo en dos alturas, con bordado de nido de abeja; mismo tono de Rigoberta Bandini.

La diseñadora uruguaya Gabriela Hearts ha vestido a Bárbara Lennie de manera muy sencilla, con cuello a la caja.

En el punto opuesto, Cayetana Guillen Cuervo ha confiado en Isabel Sanchís, que ha confeccionado un vestido escultura en negro, con crines formando flores pintadas a mano.

Leonor Watling de Teresa Helbig desfiló por la alfombra con un vestido de tablas con aplicaciones de perlas en cada vértice; en gruesas perlas terminaban los tirantes del vestido de María León.

Sybilla ha diseñado para Anna Castillo un vestido negro de tres piezas unidas con hilo invisible. De negro también Belén Cuesta con un vestido-abrigo con cristales.

Comodidad

Rompiendo con la tónica, con una propuesta tomboy Carolina Yuste ha paseado con pantalón corbata y chaqueta XXL de la valenciana Sonia Carrasco y sin tacones, una opción que ha secundado Alba Flores, que con el pelo muy corto ha lucido un diseño de Made By Kös, con cuerpo de encaje y botas militares.

Más acorde con el clima, Carla Campra ha lucido un Dior compuesto por una chaqueta de lana y seda, con falda de terciopelo y botas cowboy.

Abundando en la comodidad, Sara Sálamo ha ido en playeras y un vestido amarillo de Pedro del Hierro.

Siempre elegante, Silvia Abascal se ha decantado por Oscar de la Renta con un vestido verde con pequeñas flores bordadas en la cadera, mientras Elena Anaya ha lucido un Armani Privé negro con flor roja de lentejuelas e Hiba Abouk ha apostado por la alta costura de Fendi.

Carmen Machi ha elegido un vestido cuello barco y capa de gasa de seda, mientras Elena Furiase llevó un diseño con silueta columna, falda de terciopelo negro, con estilo bustier en azul pavo real de Andrew Pocrid.

Nathalie Poza, hizo un guiño al diseño local con un crepé de lana y cinta de terciopelo en negro de Baro Lucas; un creador que también ha vestido de rojo a Natalia Sánchez.

Muy elegante, Marisa Paredes ha acertado con un diseño de Duyos de camisa en lamé rosado y falda de tul plisado en nude.

Luisa Gavasa, nominada a mejor actriz de reparto, ha elegido a Beatriz de la Cámara, la misma diseñadora que ha elegido Susi Sánchez, que ha lucido un abrigo blanco con lazadas en negro muy acertado.

Xinyi Ye ha elegido una combinación en blanco y negro de la firma Koahari, en su primera noche en los Goya, nominada por ‘Chinas’.

Rosa empolvado ha sido la apuesta de Cristina Brondo con un vestido de De la Cierva y Nicolás, con una gran flor en el pecho.

Los mejores

Entre los caballeros, si alguien ha destacado ha sido Miguel Ángel Muñoz con un esmoquin con solapas de lentejuelas negro de Dsquared2.

Hugo Silva afronta su primera nominación con un impecable esmoquin de terciopelo negro, camisa estampada con geométricos en gris y negro de Lander Urquijo, quien también ha vestido a Alfonso Bassave, muy estilo años 80.

Dos de los intérpretes nominados, Alberto Amman y Alex Brendemühl, han elegido dos esmóquines de Dior, así como Pol Monen.

En azul, Fernando Tejero, mientras que Ernesto Alterio en lugar de camisa acompañó su esmoquin con un pañuelo al cuello.

Fuera de la norma de la paleta de color Enric Auquer, muy elegante en caldera y el joven uruguayo Enzo Vogrincic eligió un Loewe gris.

Rompedores sobre la alfombra, el elenco de ‘Te estoy amando locamente’: la altura de La Dani le permitió escoger un pantalón blanco que combinó con un top del mismo tono de cuello halter; Alex de la Croix lució una bata de cola y Omar Banana un esmoquin con chal.

El clasicismo elegante de José Coronado o José Sacristán es una apuesta segura.